Monday, January 24, 2005

Me piro

Me piro. He decidido dejar la ciudad. Llevo sólo cinco días aquí pero parece que hace siglos que estaba deseando volver y sacarme de una vez por todas toda la arena de la playa. Creía en el confort de la rutina, pero ya me resulta más asfixiante que reconfortante, así que me piro.
Primero fue llegar y llenar la nevera vacía. Pero en el super ya no encontraba nada en su sitio y, no se cómo ha pasado, pero han cambiado el nombre de todos los yogures. Todo parece distinto de alguna forma. Me fijo en la gente, sus caras sí parecen las mismas de siempre. Creo que nos pasamos medio año recordando el verano pasado, repasando las 500 fotos de la cámara digital, y la otra mitad planeando el verano siguiente. He visto a gente que aún lleva puesta la pulsera del FIB, cómo el que vuelve del Caribe con un collar de conchas. No pienso quedarme, no tengo ganas de volver a empezar ni libretas para estrenar. Me piro pensando que la vida era más fácil con los cortycoles. Me vuelvo al mar, la arena me parece ahora una molestia menor.
Al tomar la salida más cercana me doy cuenta de que no soy la única que se aleja de la ciudad, ¿será que todos han decidido pirarse también? Sonrío para mis adentros pensando, cuánta gente que se niega a conformarse, quizás nosotros también hemos cambiado. Pero la alegría me dura diez segundos, exactamente lo que tardo en darme cuenta de que hoy es viernes.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home